Las 10 sustancias tóxicas más comunes en los alimentos

Las 10 sustancias tóxicas más comunes en los alimentos Artículo yo me cuido alimentos orgánicos alimentación saludable.

Jhon Guzmán Pinilla – jguzman@larepublica.com.co

La principal justificación de algunos expertos es que algunas sustancias como el mercurio, el arsénico, los pesticidas y las hormonas, llegan a la comida por el proceso de producción.

Para que usted conozca un poco más de lo que consume, LR decidió hacer una selección de las 10 sustancias que son más comunes. Claro está, que no se debe preocupar, pues muchos de estos componentes no afectan su salud si no son consumidas en grandes cantidades.

Javier Guzmán, director del Invima, dijo que se “promueve y protege la salud de los colombianos vigilando la presencia de contaminantes en los alimentos que consumimos en el país. Esta labor la realizamos a través de 12 programas de muestreo de alimentos en comercialización que incluyen los contaminantes más frecuentes y aquellos que general mayor riesgo para la salud”.

Para entrar en detalle, a continuación las 10 sustancias más peligrosas para el consumo.

Mercurio

Tal vez usted recuerde el caso más reciente de mercurio presente en algunas latas de atún, que fue noticia nacional y llevó al Invima a retirar algunos productos del mercado.

El mercurio es un metal que suele encontrarse principalmente en el salmón o el atún. Los riesgos son para los recién nacidos y las personas pueden llegar a tener afectaciones al sistema nervioso y al desarrollo del cerebro. Esto solo ocurre si consumen grandes cantidades y por un largo tiempo.

Arsénico

Un estudio, hace algunos años, determinó que 10% de los jugos de manzana tenían altos niveles de arsénico. Este producto también se puede encontrar en frutas y hortalizas. Los principales efectos son padecer cáncer de piel, vejiga y pulmón, además problemas cardíacos.

Hormonas

Es común que algunos animales sean inyectados con hormonas. Al pasar al cuerpo humano produciría desajustes en el cuerpo y cáncer.

Dioxinas

Las dioxinas son producto de los desechos industriales, que contaminan el agua y los suelos. Posteriormente pueden llegar al ganado, infectándose la carne y la leche para el consumo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que las dioxinas pueden provocar alteraciones en el sistema inmunológico, desbalance hormonal, y problemas reproductivos.

Pesticidas

¿Pesticidas?, sí. Algunos alimentos pueden tener pesticidas, no todos y no es común. Este componente se puede ver en frutas y hortalizas, que llegan a estos cuando en la etapa de producción se tiene el objetivo de quitar las plagas. En caso de consumir grandes cantidades, las personas pueden morir por envenenamiento.

Para Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi, “hay que tener en cuenta que los alimentos tienen ciertas sustancias tóxicas. Lo importante es controlar los umbrales normal con las autoridades sanitarias”.

Bisfenol

Aunque no es muy conocido el BPA es un elemento que se encuentra en botellas, tuppers e incluso mamilas, y en las latas. Los expertos dicen que su composición puede llevar a que el riesgo de diabetes sea mayor, así como los problemas del corazón y del hígado.

Plomo

El plomo se ha caracterizado por ser uno de los componentes que está en algunos productos como la comida, por ejemplo el arroz. En 2014 se registró un problema por esta sustancia, ya que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que 0,01 miligramos pueden afectar el desarrollo normal cerebral de los niños.

BHA y BHT

El BHA y BHT son conservadores que se agregan a las comidas, por lo tanto es lógico que la comida frita empacada contenga este componente. El mayor riesgo es que pueda dificultar la digestión, aunque en un futuro puede ser un problema repetitivo y más grave.

Nitratos de sodio

Este es otro elemento que se utiliza para conservar y realzar el sabor de los embutidos. A diferencia de la sustancia anterior, el nitrato de sodio puede generar cáncer, cuando el volumen es muy alto.

Bromato de potasio

El bromato de potasio básicamente está en la harina de pan y puede llegar a ser cancerígeno, así como producir tumores en los riñones.

Pilar Serrano, nutricionista, puntualizó que a pesar de los peligros que pueden presentar cada uno de estos componentes en los alimentos, “las autoridades sanitarias han disminuido a cero los riesgos. Los consumidores pueden estar tranquilos”.

¿Para dónde va la tendencia de consumo?
Los consumidores cada vez están dispuestos a comer alimentos más saludables. Esto se demuestra en un informe de Nielsen de hábitos de consumo, en el cual se detalló que 57% de las personas están dispuestas a pagar más por alimentos y bebidas que no contengan ciertos ingredientes como conservantes, colores y sabores. (ver gráfico) Además, 60% de los colombianos tiene una dieta especial, en la cual prefieren limitar el consumo de grasa, azúcar y lactosa. Y es que 70% de la población prefiere productos totalmente naturales.

Las opiniones

Javier Guzmán
Director del Invima
“El Invima promueve y protege la salud de los colombianos vigilando la presencia de contaminantes en los alimentos”.

Carolina Lorduy
Directora cámara de alimentos de la Andi

“Por los pesticidas y componentes del suelo es normal que los alimentos tengan ciertas sustancias o metales pesados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *